19 de agosto de 2015

Julieta Venegas se presenta en Sevilla durante su gira española. Así lo contamos.

Julieta Venegas, Nocturama seis de agosto del dos mil quince.

Han sido casi mil seiscientas almas las asistentes al concierto que la mexicana Julieta Venegas dio en el Monasterio de la Cartuja, dentro del ciclo de agosto Nocturama, proyecto de la productora sevillana La Suite que ha tenido el enorme acierto de apostar por el pop americano de la compositora e interprete oriunda de Tijuana, México. ‘Ha sido un proceso largo de tres años para poder hacer esto una realidad’ nos comenta David Linde, uno de los responsables de La Suite, quien a pulso ha logrado generar lo que para muchos mexicanos residentes en Andalucía y seguidores la realización de un sueño.

Julieta pasó por primera vez por Sevilla en el año 1998, con la gira ‘Calaveras y diablitos’ acompañando a los Fabulosos Cadillacs, Maldita Vecindad y Aterciopelados. ‘Venía con su acordeón y guitarra, era la primera que subía al escenario, una valiente’, recuerdan personas que asistieron a aquel mítico concierto. En esta ocasión, acompañada  por Matías Saavedra en los teclados; Freddy Cañedo en el bajo; Juan Martín Medina: clarinete, flauta, acordeón; Sergio Silva: guitarras y Eddy Vega en la batería.

Estaba puesto todo sobre la mesa, el banquete dispuesto y los comensales a punto de disfrutar de un concierto que se extendería por cerca de hora y media, tiempo idóneo para discurrir por los últimos álbumes, aunque los más veteranos echáramos de menos temas como ‘Mis pasos’, o ‘Esta vez’; no es una exageración ese comentario que aparecía en el aire de vez en vez: es una máquina de hacer sencillos ¡y tiene casi veinte años haciéndolos’, quisimos decir en más de una vez. Para quienes no nos crean, vayan a su explorador y busquen ‘Pobre de ti’, de la ya mítica banda Tijuana no, banda donde la mexicana dio sus primeros pasos en el mundo de la música (recordemos que además es activista).

La velada arrancaría con Original, “busco una forma de decir lo que siento, y no encuentro la manera sin repetir lo que ya se dijo’, desde cada uno de los rincones comenzaban llegar miradas atentas a un escenario iluminado modestamente, pero con el atino de reflectar la atención en una artista que sin duda ha emprendido la carrera hacia las grandes ligas de las intérpretes del pop hispano. Del mismo disco continuaría Bien o mal, ‘Me gusta encontrar que existe en la vida esa posibilidad’; letras que se han quitado de encima cualquier afán críptico o poético, su narrativa emocional sabe encajar el mejor gancho: ‘Me sorprende mis ganas de llorar / Si nunca fuiste mío / Un deseo que no sucederá’ canciones de un paraje nostálgico pop, retro quizá, latino con certeza, pero femenino de luces mayores.

Alternando instrumentos pero indudablemente con la delicadeza de su voz como mejor herramienta para contar sus historias, discurrió con temas como Amores platónicos en los que el público no podría negar que se encontraba ya bajo el hechizo de la simpleza de las canciones compuestas para el corazón, al sentimiento de los solitarios, los heridos y los amantes que revolucionan sus corazones en el imaginario de Julieta. ‘Tengo que confesar que a veces no me gusta tu forma de ser / luego te me desapareces y no entiendo muy bien por qué’, no señorías, estas canciones no conquistaron únicamente al público femenino, mayoría en el recinto, hay que decirlo: no fueron pocas las voces masculinas acompañando canción tras canción ¿quién sabe? Quizá reconocidos en los versos como actores, protagonistas, víctimas o testigos, con Limón y Sal las voces se unieron en un canto y el mejor testigo serán las decenas de vídeos y fotografías que intentaron captar el momento.

Julieta llegó a España a presentar su disco ‘Algo sucede’, que se lanzará al mercado el día 21 del presente mes; la gira la ha llevado al Festival Cap Roig de Gerona; el Festival Starlite, en Marbella; Sevilla, Vigo y Zaragoza, motivos de sobra no deben faltarle para regresar pronto a España, un país que muestra un interés creciente hacia la música hispana de América gracias a artistas y grupos como Molotov, Maná, Zoe, Alejandro Fernández, entre otros; quizá el siguiente paso sea dar los primeros pasos para que no tengan que pasar décadas para que grupos emergentes puedan cruzar el charco. Nos imaginamos un bonito ménage à trois entre bandas de ambos continentes, ya hay por ahí colaboraciones con grupos como Dorian, Vetusta Morla y los mexicanos Love la femme y Zoe. Queremos más.

“Pero siento que algo en mi / algo que está cambiando / no se ve...” Lo vemos todos Julieta, podemos sentirnos agradecidos de crecer con tu música. Atino de La Suite por apostar por la mexicana, repetimos: estos puentes son necesarios, ahí está un futuro que queremos compartir, uno que queremos vivir.

Ivan Vergara.

Canciones interpretadas:

1.     Original
2.       Bien o mal
3.       Te vi
4.       Amores platónicos
5.       Limón y sal
6.       Buenas noches, desolación
7.       Canciones de amor
8.       Ilusión
9.       Algo está cambiando
1.   Los momentos
1.   Por qué
1.   Porvenir
1.   Lento
1.   Algún día
1.   Ese camino
1.   Despedida
1.   Una respuesta
1.   Debajo de mi lengua
1.   Eres para mi
2.   Esperaba
2.   Sería feliz
2.   Me voy
2.   El presente

2.   Sin documentos
2.   Andar conmigo
2.   Serenata sin luna

Lista de spotify: https://open.spotify.com/user/decomedula/playlist/5R6G0foBKgKdTqpiGo4qFX

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Tu comentario es bienvenido, seas quien seas.